sábado, 2 de abril de 2016

Cap. I - Historia de una transgresión involuntaria

Querido gluten,

Un chiste, de esos malos, dice que llega un asterisco a una fiesta de puntos, todos se vuelven a mirarlo y dice "¿qué pasa? ¿nunca habéis visto un punto punky?".

Pero en la vida real, cuando un asterisco llega a tus análisis y se sitúa precisamente en "Ac. antitransglutaminasa"... no tiene ninguna gracia.

Pues eso me ha pasado a mí hace 2 meses y medio, vamos, en el control de rigor que festeja los anunciados doce años que llevo a dieta.

¿Qué ha pasado? ¡¡¿¿TE HE INGERIDO??!! ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿CUÁNTO? No lo sé. Y no lo puedo saber. Siempre fui asintomática desde el punto de vista digestivo, así que ni haciendo el esfuerzo de recordar comidas y posibles malestares he logrado saberlo. Desde el punto de vista de cabreos monumentales y frustración no soy asintomática, no, así que...

Un poco de sonido de agua y pajaritos, para tranquilizarnos

Entonces, ¿he bajado la guardia? No creo. YO no creo; sobre OTROS que hayan cocinado para mí no puedo saberlo. Con ello he hecho, evidentemente, un repaso a la dieta hecha por mí, no perdía nada y mal nunca viene. Lo recomiendo, que a veces nos podemos llegar a confiar creyendo que algo es genérico, o para repasar marcas, etc.

Con todo ello, y puesto que los análisis los hice, digamos, por mi cuenta, decidí visitar a mi médico de cabecera. Evidentemente quería repetir análisis tras un tiempo, a ver si había sido algo puntual, o si estaba en realidad pasando algo.

Mi actual médico de cabecera me derivó al especialista de digestivo.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...